El Defensor del Pueblo y el nudismo libre

El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán se ha pronunciado en contra de que los ayuntamientos puedan legalmente incluir en sus ordenanzas ninguna clase de restricción a la libertad de la vestimenta. Y consecuentemente pide la retirada de la prohibición del nudismo de las ordenanzas municipales.

En efecto, un ciudadano de Cartagena, en concreto el presidente de nuestra asociación en la Región de Murcia, la Asociación Naturista Costa Cálida, presentó queja ante el Defensor del Pueblo nacional, Francisco Fernández Marugán. Presentó las mismas alegaciones que la FEN y ANCC habíamos presentado ante el Ayuntamiento de San Pedro del Pinatar (y en otro formato ante la Asamblea Regional).

Las consideraciones que hace en su resolución el Defensor del Pueblo son de gran importancia para la protección del Naturismo, ya que son razonamientos legales genéricos sobre la imposibilidad de incluir limitaciones al baño en desnudez mediante ordenanzas, y por ello valen para la totalidad de los cerca de 8.000 ayuntamientos de nuestra geografía.

El Defensor del Pueblo asume todos los argumentos legales que venimos difundiendo desde la FEN (y desde prestigiosas revistas, tesis doctorales, etc), ante los tribunales. Estos argumentos se resumen en que es innegable que el naturismo o nudismo es una ideología, por mucho que el Tribunal Supremo haya dicho lo contrario (el Defensor del Pueblo recuerda la amplitud que el Constitucional aplica a la definición de ideología). Y en que es innegable también que el cuerpo humano no escapa a la libertad de expresión, como ha señalado el Tribunal Europeo de derechos humanos. Por ambas causas el Defensor del Pueblo dictamina, apoyándose en múltiples sentencias del Supremo y del Constitucional), que no puede ser abordado desde una simple ordenanza, n siquiera parcialmente, ya que la Constitución Española reserva la limitación de ambas libertades a Leyes Orgánicas. El Defensor afea al Tribunal Supremo sus contradiciones al compararla con la llamada sentencia del Burka, y su falta de argumentación para afirmar que se tratan de casos distintos o que la ideología naturista no es una ideología.

El Defensor del Pueblo cierra así toda discusión sobre la inclusión de prohibiciones a la libertad de ideología y de expresión por medio de ordenanzas, y en concreto a las prohibiciones y regulaciones del nudismo en nuestras playas. En su lugar el Defensor del Pueblo propone trabajar con las asociaciones naturistas para promocionar los valores positivos hacia el cuerpo humano que trasmite el naturismo.

Se suele decir que las recomendaciones del Defensor del Pueblo no son de obligado cumplimiento, aunque suelean acatarse. Pero en este caso podemos afirmar que si estamos ante una de obligado cumplimiento, en cuanto a que establece la ilegalidad de dichas ordenanzas, y si algo es ilegal es de obligado cumplimiento.

A pesar de la petición del Defensor y de la Asamblea Regional, el ayuntamiento de San Pedro del Pinatar sigue negándose a retirar la prohibición, por lo que el Defensor concluye que será notificado en la memoria ante las Cortes para que tomen las medidas necesaria para garantizar el cumplimiento de la Ley.

Podemos decir que pase lo que pase con la ordenanza de San Pedro, el movimiento naturista ha salido reforzado, y que, paradójicamente, el empecinamiento en sacar y mantener esta ordenanza ha contribuido decisivamente a clarificar la ilegalidad de la norma, y por ello contribuirá a parar esta moda de algunas ordenazas mordaza de reiniciar la persecución del nudismo en las playas. La persecución al nudismo terminó en los 80 con la Ley Orgánica 5/1988, pero recomenzó en 2004 vía las nuevas ordenanzas de civismo, playas o similares. Esperamos que esta recomendación del Defensor del Pueblo suponga de nuevo el fin de esta nueva persecución.

Dada la importancia de este escrito para el movimiento naturista lo incluimos en su totalidad a continuación. Nos limitaremos a resaltar algunas partes del texto que consideramos más relevantes, para facilitar su lectura a quienes disponen de menos tiempo.

Leer más…

Fuente: FEN Federación Española de Naturismo.

Anuncios

La Junta da el paso y propone al Salar de los Canos como ‘Humedal Andaluz’

Plantea incluir este espacio y la Ribera de la Algaida de Roquetas en el inventario oficial.

El Salar de los Canos es uno de los ecosistemas más importantes de la provincia de Almería. Hasta 150 especies se han catalogado en la zona, 15 de ellas especies que figuran en el ‘Libro Rojo de las especies amenazadas en España’, entre las que destacan la malvasía cabeciblanca y la cerceta pardilla. Por ello, grupos ecologistas como Acuíferos Vivos, Ecologistas en Acción o el Observatorio Ciudadano de Vera llevan más de una década luchando para su protección, empezando por su inclusión en el Inventario de Humedales de Andalucía.

La Junta de Andalucía, a través de la Dirección General de Gestión del Medio Natural y Espacios Protegidos, ha decidido proponer la inclusión en dicho inventario del Salar de los Canos de Vera y la Ribera de la Algaida, de Roquetas de Mar. Así figura en el orden del día de la reunión del Comité Andaluz de Humedales que se celebrará el 1 de febrero en Fuente de Piedra (Málaga).

Este es un paso importante para la protección de ambos espacios, ya que a partir de su proposición habrá un plazo para estudiar los dos humedales, que podría concluir en pocos meses con su inclusión en el inventario. Desde la Junta de Andalucía se destaca que la inclusión de un humedal en el Inventario de Humedales de Andalucía supondrá su denominación como “Humedal Andaluz”, habida cuenta de sus intrínsecos valores naturales, y con independencia de que se trate de un humedal declarado como espacio natural protegido.

Más protección

La inclusión en el Inventario de Humedales de Andalucía “a efectos jurídicos es bastante limitada”, reconoce José Antonio Ramos, de Ecologistas en Acción Levante. No obstante, este reconocimiento abre puertas a seguir trabajando para la consecución de otras figuras de protección. En el caso del Salar de los Canos “sería muy importante solicitar al Ayuntamiento el cambio de uso del suelo de la zona, de urbanizable a  suelo no urbanizable de especial protección”, destaca Ramos.

La Consejería de Medio Ambiente viene desarrollando una política de protección legal y de caracterización de las Zonas Húmedas de Andalucía, con el convencimiento de que es necesario adoptar una gestión activa, integrada y global de estos ecosistemas. Para ello, se han dispuesto determinados instrumentos, articulados y desarrollados en el Plan Andaluz de Humedales, entre ellos la creación del Inventario de Humedales de Andalucía (IHA).

El IHA constituye un catálogo de naturaleza administrativa y carácter público de los humedales que tienen especial valor natural, ya sea de orden edafológico, geomorfológico, hídrico-químico, ecológico, biológico o cultural.

“Sí, se va a incluir en el IHA”

El consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, visitó la pasada semana el Salar de los Canos, durante su estancia en el Levante. El responsable andaluz, en una Comisión de Medio Ambiente de mayo del pasado año, confirmó tras la pregunta de la parlamentaria de Podemos Mercedes Barranco que “sí, el Salar de los Canos se incluirá en el inventario”.

Fuente: La Voz de Almería.

Investigan la tala “salvaje” de árboles en el merendero de la playa de Vera

La asociación de vecinos Veraplayazul, que califica el hecho de “hachazo a la convivencia” culpa al Ayuntamiento de permitir el corte de pinos y el destrozo del patrimonio natural del municipio así como de un punto de encuentro de la ciudadanía.

La asociación de vecinos Veraplayazul ha denunciado que una tala salvaje ha destrozado el merendero de la playa de Vera. Un espacio que formaba parte de su patrimonio natural y cultural pues acogía, frente a un conocido hotel, la única pinada de su litoral y era un punto de encuentro y de convivencia en actos festivos como el Día de la Vieja.

Añaden los vecinos que la constructora de una finca colindante “no sólo ha arremetido contra los pinos” que se asientan en su terreno sino que “ha roto la valla del merendero para comenzar el hachazo por los que acogía el espacio vecinal”, siempre abierto al disfrute del público.

Explica la asociación de vecinos en un comunicado que “el atentado medioambiental y cultural se ha producido con el silencio del Ayuntamiento de Vera, que actúa siempre utilizando los hechos consumados”, sin consultar a las organizaciones vecinales representativas, como es el caso de Veraplayazul, y aprovechando el letargo invernal.

Culpan a la administración local que, en vez de fomentar los espacios verdes y la sostenibilidad, de “seguir  apostando por el ladrillo y privatizar todo el litoral, al que mantiene en el olvido, permitiendo, año tras año, vertidos sobre el agua del baño, la deficiente limpieza de la playa y el desdén más absoluto en la atención a los servicios básicos, como el caso de la jardinería”.

Explican los vecinos que, mientras los matorrales y las malas hierbas ocultan parques, jardines y calles, el Ayuntamiento, “que dice no tener dinero para mantener en orden el servicio, no escatima a la hora de talar árboles centenarios”, asegura la asociación.

Veraplayazul va a iniciar una investigación para confirmar que el espacio invadido es público y denunciar, en su caso, el corte de los pinos, que ya es irremediable; como lo es la pérdida de un lugar singular, provisto de mesas, barbacoas y una sombra espectacular, que es el escenario de festejos tan veratenses como el Día de la Vieja y que acoge diariamente comidas, meriendas o acampadas de personas que visitan el municipio de Vera.

Fuente: almeria360.com

Más información:
Tala salvaje del merendero de la playa de Vera.
¡Luz y taquígrafos!.

La prohibición del nudismo se suaviza y se queda solo para las playas urbanas

Desde el pasado 8/11/2017 está en vigor la nueva ordenanza de uso y disfrute de las playas de Cuevas del Almanzora que incluye algunas normas como la prohibición de la práctica del nudismo en las playas consideradas urbanas.

Playa de Quitapellejos, Cuevas de Almanzora, Almería.

Tras el proceso de alegaciones y el paso por el Pleno para su aprobación definitiva, el texto propuesto inicialmente se ha “suavizado” levemente para permitir la práctica nudista en las playas clasificadas como naturales sin protección especial, ya que en la ordenanza aprobada inicialmente se consideraba textil todo el litoral del municipio.

Quitapellejos

Esta normativa busca dar solución a la problemática surgida en los últimos veranos en la zona de confluencia entre el término municipal de Cuevas con la zona nudista de Vera Playa, en la playa conocida como Quitapellejos, según han manifestado desde el Ayuntamiento cuevano. En esta zona existía, antiguamente, una valla que delimitaba la playa nudista de la textil, pero fue retirada tras las protestas de colectivos naturistas. Por ello, se han llegado a producir altercados entre los propietarios de un chiringuito de la zona y algunos nudistas, que requirieron de la presencia de la Policía Local.

“No nos molesta el nudismo, pero tenemos la obligación de regular el uso de nuestras playas de carácter urbano, que son las más frecuentadas por las familias, pero se seguirá pudiendo practicar el naturismo en las pequeñas calas”, ha explicado a LA VOZ el alcalde de Cuevas, Antonio Fernández Liria.

Las playas que están consideradas textiles, y por lo tanto queda prohibido el nudismo, son las de Palomares, Villaricos, Pozo del Esparto, El Calón y Cala Panizo. Para la aplicación efectiva de dicha determinación se instalarán señales verticales donde se especificará la condición de “playa urbana”.

Hasta 750 euros

La ordenanza estipula sanciones desde los 100 a los 750 euros para la práctica del nudismo en las playas, zonas de baño, zonas de agua de la totalidad del litoral del municipio, según el Artículo 17. Llama la atención que no se distingue aquí entre playas urbanas y naturales, posiblemente por error al copiar literalmente del texto de la ordenanza aprobada de forma inicial en Pleno en el mes de julio.

El Ayuntamiento de Cuevas ha desestimado las alegaciones emitidas por la Asociación Natura World de Vera Playa en base a una sentencia del Tribunal Supremo de 9 de mayo de 2016, donde se considera que “la actitud personal consistente en estar desnudo en un espacio público, como la playa, no constituye manifestación del derecho fundamental a la libertad ideológica previsto en el artículo 16 de la Constitución” y que “la entidad local puede limitar el ejercicio de tal actividad prohibiéndola y sancionándola”.

Otras prohibiciones

La nueva normativa tiene por finalidad regular las actividades que se realicen en las playas, con el fin de proteger la salud pública, la integridad física y seguridad de las vidas humanas y el medio ambiente.

Por ello, se prohíbe el uso de barbacoas, de aparatos sonoros o instrumentos musicales cuando por su volumen de sonoridad causen molestias a los usuarios de las playas, la pesca desde la orilla sin autorización previa, la venta ambulante sin licencia municipal, o la acampada en la playa. Asimismo, se prohíbe la presencia y permanencia de cualquier tipo de animal doméstico en la playa durante todo el año. No obstante, la ordenanza incluye que se podrán acotar espacios específicos para garantizar la asistencia con mascotas, previamente delimitada por el Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora.

Fuente: lavozdealmeria.es

Tropezar, eternamente, con las mismas aguas

Varios colectivos alegan al informe que permite construir sin prever las consecuencias en Garrucha, Almería

O no aprendemos, o no queremos aprender o nos importa bien poco aprender o… siendo mal pensados, a algunos les importa muy poco todo excepto una cosa. Es lo que se puede pensar cuando se conocen algunas cosas, que permiten que se ‘caiga mil veces en la misma piedra’ o que haya quién deje que eso pase. No es normal que haya intenciones de urbanizar una zona cercana a la que fue Zona Cero de inundaciones con pérdidas de vidas humanas en Vera Playa hace tan solo cinco años sin tomar las medidas adecuadas para evitar más catástrofes, con estudios o poco serios o poco desinteresados.

El estudio de impacto ambiental para dar luz verde a una posible urbanización en el denominado Sector-2 de Garrucha, la zona de detrás del municipio, donde se encuentra el llamado Bar El Suizo, el polideportivo y el instituto no tiene en cuenta las consecuencias del año 2012 en la zona, ni las características físicas de la zona, ni tan siquiera la experiencia durante años en el lugar y de sus gentes. El Sector 2 dicen oficialmente que no corre peligro de inundarse. Sin embargo, esta es la conclusión sin haber tenido en cuenta a dónde llegaron las inundaciones del 2012, ni siquiera las imágenes de cuando hay unas lluvias moderadas en la zona, y como esa agua baja por el lugar, en el que si se hicieran más viviendas, sin prever las consecuencias, supondría crear un nuevo desvío o irrupción del camino natural de las aguas pluviales y las derivaría a las dos calles de Vera Playa que se han convertido en Ramblas gracias a la mano del hombre, Juan Sebastián el Cano y Núñez de Balboa. Solo hay que echar un vistazo a hemeroteca y observar quiénes sufren las consecuencias de ‘cuatro gotas’, sin pensar, en unas nuevas lluvias torrenciales.

Es lo que reflejan, con palabras y premisas mucho más técnicas, las alegaciones presentadas por Cemera y Podemos Vera, Observatorio Ciudadano Municipal de Vera y vecinos de la localidad ante la publicación del Estudio de Impacto Ambiental (IAE) para trámite de autorización ambiental unificada del proyecto de urbanización de la Unidad de Actuación Única del Sector 2 de las Normas Subsidiarias de Garrucha. «La zona es inundable», concluyen estos grupos, basándose, entre otras cosas, en la experiencia física, visible y de años en el lugar, pero también, en las carencias de un estudio que, entre otras cosas, no contempla las consecuencias de las lluvias y el desbordamiento del río Antas en 2012 y de los ‘obstáculos’ que encontró el agua para hacerse más destructiva.

«Es terreno inundable y el modelo urbanistico que propone es depredador», apuntó José Antonio Ramos, miembro del Circulo Sectorial de Ecología y Medio Rural de Almería (Cemera).

Pero no solo la zona es inundable, sino que «las medidas tomadas para que no lo sea, agravan las consecuencias de las inundaciones en las urbanizaciones de Vera Playa y salidas de pluviales en días de lluvia normales», añadieron.

Así, estos colectivos concretan sus alegaciones en tres: la primera, es que en dicho estudio no se determina el método de análisis de peligrosidad de inundación o inundabilidad de los terrenos del Sector-2 debido al desbordamiento del río Antas, la inundación a causa de lluvias procedentes terrenos adyacentes al Sector-2, y la inundación a causa de lluvias procedentes de los propios terrenos del Sector-2; por otra parte, no se determina la afección del Sector-2 en la ciudad ya existente ante inundaciones que se puedan producir a causa de aguas de lluvia, y tercera, no se analizan en el informe las necesidades hídricas del Sector-2 tanto para el área residencial y también para las áreas calificadas en el planeamiento como zona verde, para mantener la vegetación.

Hay varios motivos que llevan a estos grupos a alegar, pero también a exigir que se haga un «un estudio exhaustivo de la cuenca completa del río Antas» para saber exactamente como acometer esa laminación que lleva proyectándose décadas. Recordaron que esa actuación la postergan las administraciones hasta el horizonte de 2021-2027, con lo que entienden que «no se deberían permitir actuaciones y modificaciones del terreno, realizadas de manera interesada para permitir construir en terrenos con riesgos evidentes de inundación».

Ramos además explicó a IDEAL que tras estudiar con detenimiento el estudio de impacto ambiental que dará luz verde al desarrollo del sector, se adjunta un mapa «de peligrosidad por inundación que infravalora la amenaza de inundación, contradiciendo la realidad de lo ocurrido en las inundaciones de 28 de septiembre de 2012, posiblemente por contener datos anteriores a este episodio grave de inundaciones». Es decir, el mapa «es erróneo, incompleto e impreciso», de hecho, según estos colectivos «realiza trazados imposibles e incompatibles con la morfología del terreno y los cursos que de manera natural sigue el agua».

Dicho estudio no tiene en cuenta tampoco que «esta zona es problemática debido a la morfología del terreno, con la presencia de un gran talud que envuelve al municipio de Garrucha que forma una especie de embudo que obliga la salida de la circulación de las aguas por un único punto, por debajo de la carretera, mediante dos ojos de puente, las aguas se dirigen hacia lo que queda de lo que debería conformar la rambla de Las Marinas como desagüe natural hacia la playa y cuyo encauzamiento, después de haber sido asfixiado por las Urbanizaciones de Las Garzas, Torrelaguna y Las Marinas y Vera Coast, ha quedado como desagüe muy residual, en el caso de lluvias extremas y obligando, en el resto de episodios de lluvias, a circular el agua dando un rodeo por las calles Núñez de Balboa y Juan Sebastián Elcano hasta llegar a la playa. Dichas calles han sido convertidas en ramblas improvisadas y está comprobado que no cuentan con salida de pluviales capaces de contener un mínimo de agua de lluvias por lo que pueden quedar anegadas durante días cuando acontece cualquier episodio de precipitación en la zona».

Y es que, tal y como añadió Ramos, «a pesar de la gravedad de lo sucedido en 2012, ni se han llevado a cabo ni se han tenido en cuenta las medidas que ya se apuntaron hace 13 años para evitar problemas graves en la zona», entre ellas, la de limitar el dominio público hidráulico, ampliar puentes existentes, obras de defensa, etcétera. Así, como ejemplo más inmediato, se está realizando la segunda fase del desdoblamiento de la carretera Vera-Garrucha, y «no está previsto arreglar el tema de ese puente que hace tapón y produce desbordamientos», mientras por otra parte se hacen otras cosas que agravarán la situación en la que ya fue Zona Cero del desastre hace cinco años.

Se preguntan: «¿cuántas muertes podrían ocurrir en esta zona inundable si las lluvias torrenciales y el desborde de las avenidas ocurriera con fecha 7 de septiembre, tal como ocurrieron ya en 1989?».

Fuente del texto: Ideal.es

Información relacionada: ¿Pudo evitarse?.