El mar inunda la primera línea de la zona nudista de Vera

Veraplayazul denuncia que la falta de regeneración de la playa pone en peligro las viviendas y el turismo se ha perdido un 60% de la franja de arena en los últimos 20 años.

Olas golpeando directamente en las viviendas de Vera Playa

Olas golpeando directamente en las viviendas de Vera Playa

Vera, 2 de diciembre de 2016.- El mar amenaza la primera línea de playa de la zona naturista de Vera por la reducción progresiva de la arena. La falta de regeneración de la playa, agravada por las consecuencias de los dos espigones que se construyeron para proteger la arena junto al hotel naturista, hacen peligrar tanto las edificaciones como al turismo de la zona que, en otro tiempo, fue un paraíso natural para la práctica del nudismo.

Veraplayazul lanza una voz de alarma por el avance del mar sobre las viviendas. La pérdida de espacio de la playa  que ya fue palpable en el último verano al sufrir una aglomeración de bañistas, es uno de los síntomas del deterioro continuado del litoral de Vera, que sufre una caída continua en la calidad y limpieza de la arena y del agua. Menos arena en todos los sentidos pues se reduce la playa y aumentan las piedras, la grava y la suciedad, haciéndose difícil encontrar un espacio limpio o adecuado.

Ni el Ministerio de Agricultura, del que depende la Dirección de Costas, ni la Junta de Andalucía ni, por supuesto, el Ayuntamiento de Vera son capaces de dar una solución que ha reducido la playa un 60% en los últimos 20 años. Antes al contrario, la actuación de Costas se limita a animar a las asociaciones vecinales a que presenten quejas al Ayuntamiento cuando ellos son los responsables y culpables de la situación.

Recuperación ambiental de las playas situadas entre el puerto de Garrucha y el delta del río Almanzora.

Recuperación ambiental de las playas situadas entre el puerto de Garrucha y el delta del río Almanzora.

El primer incumplimiento grave del Gobierno central, de Costas, es limitar la denominada “Recuperación medio ambiental de las playas situadas entre el Puerto de Garrucha y el delta del río Almanzora”, aprobada por la Unión Europea en 2007, a la construcción de dos espigones para cubrir al hotel naturista. Se solucionó un espacio de 1,6 kilómetros, según Costas, cuando el proyecto, que ahora duerme en los cajones, abarca más de 7.

El “parche”  de los espigones ha provocado la pérdida de playa en la zona limítrofe a pasos agigantados. Y no sólo eso, sino que Costas asfaltó la playa para la construcción de los citados espigones, con el fin de que pasaran fácilmente los camiones, y no retiró después el hormigón. “Carretera” que aparece cuando se produce el más mínimo temporal al arrastra la arena que pretende cubrirlo. Y como no hay dos sin tres, la última de Costas fue esparcir por error grava en vez de arena en la misma zona.

En vez de acometer un gran espigón en el Puerto de Garrucha, que es lo que planteaba el proyecto comunitario citado para proteger la anchura y la permanencia de la arena de El Playazo, Costas plantea ahora espigones parciales que no harán otra cosa que agravar la situación de las zonas limítrofes, incluido el negativo impacto visual, y, por supuesto, sumarán suciedad a una playa muy castigada por los vertidos.

El agua en la misma puerta de las casas

El agua en la misma puerta de las casas

A la espera de que se dé una solución definitiva, Veraplayazul reclama a todas las partes que se pongan de acuerdo para regenerar y recuperar la playa,, que hoy es mínima, donde luce el hormigón, la grava y es la antesala de un agua con elevadas dosis de contaminación, dada su cercanía a la desembocadura del río Almanzora, bañada por las aguas sin depurar de Villaricos (Cuevas de la Almanzora)

Veraplayazul preguntará a la Unión Europea sobre el plan inconcluso y denunciará los daños por la falta de la diligencia administrativa del Gobierno central, Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Vera.

La situación actual es insostenible

La situación actual es insostenible

Mientras se desbloquea el proyecto, financiado por fondos comunitarios cuyo destino se desconoce, la asociación vecinal exige soluciones, no parches. Considera una vergüenza que se mire para otro lado mientras el mar avanza y, ante la falta de confianza en las instituciones, plantea que, por el momento se habilite un arrecife paralelo a la playa, que se disimulara  a la vista al máximo. Esa construcción permitiría mantener la arena, no provocaría la suciedad que se genera junto a las esquinas de los espigones y aumentaría los días de baño, ya que generalmente es una zona en la que sopla el Levante o suele ondear la bandera roja. Sólo faltaría, que no es poco, que la arena fuera de calidad y que el agua estuviera limpia, y que, por supuesto, se construya el dique definitivo en el Puerto de Garrucha., al que no renuncia Veraplayazul.

Anchura playa en 2005

Anchura playa en 2005

Disminución playa en 2016

Disminución playa en 2016

Fuente: Veraplayazul

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s