Tropezar, eternamente, con las mismas aguas

Varios colectivos alegan al informe que permite construir sin prever las consecuencias en Garrucha, Almería

O no aprendemos, o no queremos aprender o nos importa bien poco aprender o… siendo mal pensados, a algunos les importa muy poco todo excepto una cosa. Es lo que se puede pensar cuando se conocen algunas cosas, que permiten que se ‘caiga mil veces en la misma piedra’ o que haya quién deje que eso pase. No es normal que haya intenciones de urbanizar una zona cercana a la que fue Zona Cero de inundaciones con pérdidas de vidas humanas en Vera Playa hace tan solo cinco años sin tomar las medidas adecuadas para evitar más catástrofes, con estudios o poco serios o poco desinteresados.

El estudio de impacto ambiental para dar luz verde a una posible urbanización en el denominado Sector-2 de Garrucha, la zona de detrás del municipio, donde se encuentra el llamado Bar El Suizo, el polideportivo y el instituto no tiene en cuenta las consecuencias del año 2012 en la zona, ni las características físicas de la zona, ni tan siquiera la experiencia durante años en el lugar y de sus gentes. El Sector 2 dicen oficialmente que no corre peligro de inundarse. Sin embargo, esta es la conclusión sin haber tenido en cuenta a dónde llegaron las inundaciones del 2012, ni siquiera las imágenes de cuando hay unas lluvias moderadas en la zona, y como esa agua baja por el lugar, en el que si se hicieran más viviendas, sin prever las consecuencias, supondría crear un nuevo desvío o irrupción del camino natural de las aguas pluviales y las derivaría a las dos calles de Vera Playa que se han convertido en Ramblas gracias a la mano del hombre, Juan Sebastián el Cano y Núñez de Balboa. Solo hay que echar un vistazo a hemeroteca y observar quiénes sufren las consecuencias de ‘cuatro gotas’, sin pensar, en unas nuevas lluvias torrenciales.

Es lo que reflejan, con palabras y premisas mucho más técnicas, las alegaciones presentadas por Cemera y Podemos Vera, Observatorio Ciudadano Municipal de Vera y vecinos de la localidad ante la publicación del Estudio de Impacto Ambiental (IAE) para trámite de autorización ambiental unificada del proyecto de urbanización de la Unidad de Actuación Única del Sector 2 de las Normas Subsidiarias de Garrucha. «La zona es inundable», concluyen estos grupos, basándose, entre otras cosas, en la experiencia física, visible y de años en el lugar, pero también, en las carencias de un estudio que, entre otras cosas, no contempla las consecuencias de las lluvias y el desbordamiento del río Antas en 2012 y de los ‘obstáculos’ que encontró el agua para hacerse más destructiva.

«Es terreno inundable y el modelo urbanistico que propone es depredador», apuntó José Antonio Ramos, miembro del Circulo Sectorial de Ecología y Medio Rural de Almería (Cemera).

Pero no solo la zona es inundable, sino que «las medidas tomadas para que no lo sea, agravan las consecuencias de las inundaciones en las urbanizaciones de Vera Playa y salidas de pluviales en días de lluvia normales», añadieron.

Así, estos colectivos concretan sus alegaciones en tres: la primera, es que en dicho estudio no se determina el método de análisis de peligrosidad de inundación o inundabilidad de los terrenos del Sector-2 debido al desbordamiento del río Antas, la inundación a causa de lluvias procedentes terrenos adyacentes al Sector-2, y la inundación a causa de lluvias procedentes de los propios terrenos del Sector-2; por otra parte, no se determina la afección del Sector-2 en la ciudad ya existente ante inundaciones que se puedan producir a causa de aguas de lluvia, y tercera, no se analizan en el informe las necesidades hídricas del Sector-2 tanto para el área residencial y también para las áreas calificadas en el planeamiento como zona verde, para mantener la vegetación.

Hay varios motivos que llevan a estos grupos a alegar, pero también a exigir que se haga un «un estudio exhaustivo de la cuenca completa del río Antas» para saber exactamente como acometer esa laminación que lleva proyectándose décadas. Recordaron que esa actuación la postergan las administraciones hasta el horizonte de 2021-2027, con lo que entienden que «no se deberían permitir actuaciones y modificaciones del terreno, realizadas de manera interesada para permitir construir en terrenos con riesgos evidentes de inundación».

Ramos además explicó a IDEAL que tras estudiar con detenimiento el estudio de impacto ambiental que dará luz verde al desarrollo del sector, se adjunta un mapa «de peligrosidad por inundación que infravalora la amenaza de inundación, contradiciendo la realidad de lo ocurrido en las inundaciones de 28 de septiembre de 2012, posiblemente por contener datos anteriores a este episodio grave de inundaciones». Es decir, el mapa «es erróneo, incompleto e impreciso», de hecho, según estos colectivos «realiza trazados imposibles e incompatibles con la morfología del terreno y los cursos que de manera natural sigue el agua».

Dicho estudio no tiene en cuenta tampoco que «esta zona es problemática debido a la morfología del terreno, con la presencia de un gran talud que envuelve al municipio de Garrucha que forma una especie de embudo que obliga la salida de la circulación de las aguas por un único punto, por debajo de la carretera, mediante dos ojos de puente, las aguas se dirigen hacia lo que queda de lo que debería conformar la rambla de Las Marinas como desagüe natural hacia la playa y cuyo encauzamiento, después de haber sido asfixiado por las Urbanizaciones de Las Garzas, Torrelaguna y Las Marinas y Vera Coast, ha quedado como desagüe muy residual, en el caso de lluvias extremas y obligando, en el resto de episodios de lluvias, a circular el agua dando un rodeo por las calles Núñez de Balboa y Juan Sebastián Elcano hasta llegar a la playa. Dichas calles han sido convertidas en ramblas improvisadas y está comprobado que no cuentan con salida de pluviales capaces de contener un mínimo de agua de lluvias por lo que pueden quedar anegadas durante días cuando acontece cualquier episodio de precipitación en la zona».

Y es que, tal y como añadió Ramos, «a pesar de la gravedad de lo sucedido en 2012, ni se han llevado a cabo ni se han tenido en cuenta las medidas que ya se apuntaron hace 13 años para evitar problemas graves en la zona», entre ellas, la de limitar el dominio público hidráulico, ampliar puentes existentes, obras de defensa, etcétera. Así, como ejemplo más inmediato, se está realizando la segunda fase del desdoblamiento de la carretera Vera-Garrucha, y «no está previsto arreglar el tema de ese puente que hace tapón y produce desbordamientos», mientras por otra parte se hacen otras cosas que agravarán la situación en la que ya fue Zona Cero del desastre hace cinco años.

Se preguntan: «¿cuántas muertes podrían ocurrir en esta zona inundable si las lluvias torrenciales y el desborde de las avenidas ocurriera con fecha 7 de septiembre, tal como ocurrieron ya en 1989?».

Fuente del texto: Ideal.es

Información relacionada: ¿Pudo evitarse?.

Costas licita el contrato del proyecto de recuperación ambiental de las playas de Garrucha, Cuevas y Vera

El proyecto contempla las obras necesarias para evitar la pérdida de arena a través de un cañón submarino existente frente a la playa, en la zona entre Garrucha y Vera.

Playazo de Vera, años 2005 y 2016.

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar ha anunciado la licitación del contrato de servicios para la actualización del proyecto de recuperación ambiental de las playas situadas entre el puerto de Garrucha y el delta del río Almanzora. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este martes la resolución de esta Dirección General dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

El proyecto contempla las obras necesarias para evitar la pérdida de arena a través de un cañón submarino existente frente a la playa, en la zona entre Garrucha y Vera. Este espigón, que arrancaría desde el contradique del puerto de Garrucha con una longitud aproximada de 268 metros, tiene por objeto la retención de arena e impedir su pérdida por el cañón submarino existente.

El subdelegado del Gobierno en Almería ha explicado que «gracias a esta actuación se mejorará la estabilidad de las playas de Garrucha, Vera y Cuevas del Almanzora». Además, ha afirmado que «el proyecto también contemplará el estudio de la dinámica litoral de la playa de Vera en la zona próxima a Cuevas del Almanzora».

Este proyecto, una vez finalizado, deberá someterse a la correspondiente tramitación de evaluación ambiental. Se estima que el presupuesto de las obras alcance los 1,9 millones de euros.

La fecha para la presentación de ofertas o solicitudes de participación para licitar el contrato está abierta hasta el próximo 29 de junio con un presupuesto base de licitación de 40.540,38 €. Una vez licitado el proyecto habrá un plazo de 4 meses para su redacción y entrega.

Fuente del texto: almeriahoy.com

La playa de Vera sufre pérdidas de arena con los temporales de levante.

Información relacionada: Un espigón en Garrucha acabará con la pérdida de arena en Vera y Cuevas.

Playas para desnudarse en el sur de España

Este es el informe práctico, realizado por Nudismo en el Campo de Gibraltar, de las playas donde desnudarse al sur de España. Son todas las que están, pero no están todas las que son. Se trata de una selección repartida geográficamente a lo largo de toda la extensión litoral española, comprendida entre el murciano Cabo de Palos y la frontera hispano-lusa común a la provincia onubense. Son lugares no solo oficiales o habituales, sino incluso algunos muy recomendados por sus condiciones especialmente favorables, pero en cualquier caso donde no encontraremos problemas para desnudarnos.

Se trata de una valoración subjetiva, pero basada en la experiencia personal y directa tras haberlas visitado, algunas de ellas en varias ocasiones-otras en multitud-y contrastado muchos factores que influyen en los diferentes aspectos, que en muchos casos resultan muy extensos en el tiempo. Aún así, se ha aplicado un criterio basado en una total objetividad. Tanto es así, que en el ranking de las mejores valoraciones de estas playas no aparecen las incluidas en el catálogo de nuestra comarca campogibraltareña, salvo la que honestamente lo merece.

Este informe abarca un total de 26 playas, con representación de todas las provincias que tienen costa dentro del ámbito establecido. Incluye tanto playas y centros nudistas como Costa Natura o El Portús, así como lugares apartados y salvajes como Doñana o El Cañuelo. Aquí hay para todos los gustos.

 

Los vecinos de Vera acuerdan elevar a Europa la amenaza de los vertidos a la salud y a todo el entorno costero

La I Asamblea de Comunidades convocada por Veraplayazul denuncia el declive de la playa y muestra la unidad vecinal para “tirar del carro”.

I_Asamblea

La I Asamblea de Comunidades de Vecinos de la Playa de Vera, convocada por Veraplayazul, decidió elevar a Europa la existencia de vertidos al mar, que amenaza la salud y todo el entorno. Los vecinos, a través de la asociación Veraplayazul, elaborarán un detallado dosier sobre los episodios contaminantes que sufre la costa de Vera año tras año, reconocidos por la propia Junta de Andalucía y los propios ayuntamientos implicados.

Con fuerzas renovadas, dado que la reunión ha constatado el gran apoyo a Veraplayazul con alrededor de 6000 vecinos del total de las 2.183 viviendas de comunidades de propietarios adheridas a su manifiesto reivindicativo, los vecinos plantearán a la Unión Europea y a otros órganos, como la Fiscalía de Medio Ambiente, la agresión continua que sufre Vera, que frena su evidente potencial turístico, económico y social. Con mayor fuerza que nunca, Veraplayazul alzará la voz para que el conjunto de las administraciones, empezando por la municipal, tomen cartas en el asunto ante el deterioro continuo de las playas de Vera. A través del diálogo, se decidió reclamar el derecho a la participación ciudadana, a ser oídos; pero no se descartó cualquier otra acción para reivindicar el fin de los ataques y el olvido del litoral de Vera.

En esta campaña, de hecho, son numerosos los vecinos que sufren irritaciones respiratorias y cutáneas por la mala calidad del agua, que se hace especialmente notoria cuando sopla Levante, que arrastra los vertidos industriales, agrícolas y urbanos a primera línea de la playa. Unos hilillos de burbujas y suciedad que se mezclan con las algas muertas procedentes de la desembocadura del río Almanzora, un punto negro de contaminación de todo el Levante por la pésima situación de su depuradora.

Una variada representación de presidentes y administradores de las comunidades y vecinos que asistieron el encuentro también pusieron el acento en la falta de respuesta del equipo de gobierno municipal a sus escritos para la adecuación de la playa a las necesidades de los bañistas. Mientras en la zona naturista se mantienen los problemas de regeneración, con una playa en continua disminución sin que se afronte seriamente el problema; en otra gran parte está inaccesible por las piedras y hondonadas, que impiden el paso de niños, personas mayores y con alguna discapacidad.

Otra de las quejas que centró la Asamblea fue la ausencia de inversiones en el litoral, con un paseo marítimo que no avanza desde décadas a pesar de que sólo cubre un cuarto de los 8 kilómetros de playa que posee Vera. Falta de cuidados y atención que también es notorio en la limpieza de la arena y en la prestación de servicios de basura, jardinería y actividades culturales, en este sentido han sido varios los representantes de comunidades que han sugerido la posibilidad de declararse objetores con los impuestos municipales, incluso otros aportando la idea de empadronarse para lograr la atención del ayuntamiento con la costa.

Todo ello sin olvidar otros grandes retos que tiene Vera, como es la urgente puesta en marcha del Plan Contra las Avenidas en el río Antas, que evite nuevas tragedias; un plan de choque en el río Almanzora para limpiar y adecuar todos los puntos donde se lanzan vertidos; y la recuperación de las Salinas.

Fuente: Veraplayazul.

El Supremo declara la zona de construcción del hotel El Algarrobico como no urbanizable

El Tribunal Supremo ha fallado en una sentencia divulgada hoy que el hotel Algarrobico, construido en el Cabo de Gata, en Carboneras (Almería), se edificó sobre terreno no urbanizable.

La Sala de lo Contencioso del alto tribunal ha aceptado los recursos de Greenpeace y de la Junta de Andalucía y ha anulado la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que en marzo de 2014 falló a favor de la constructora Azata del Sol.

Aquella segunda sentencia de la Sección Tercera del TSJA, que de manera inexplicable, según el alto tribunal, contradijo lo que ya había fallado en 2012 otra sección, la Primera, de la corte andaluza, recibe muy duras críticas del Supremo en su fallo de hoy.

La decisión del Supremo determinará probablemente la demolición del hotel, aunque también quedan por dirimir otros asuntos, como si corresponderá una indemnización a la promotora Azata del Sol. En las sentencias divulgadas hoy el alto tribunal no se pronuncia sobre las eventuales responsabilidades patrimoniales.

hotelalgarrobico

Información relacionada:

RTVE: El Tribunal Supremo falla que el hotel Algarrobico se construyó sobre terreno no urbanizable.

Eldiario.es: El Tribunal Supremo reconoce que El Algarrobico está construido donde no debía.

El País: El Supremo condena a El Algarrobico a su desaparición.

ABC: Cinco claves para entender el culebrón judicial de El Algarrobico.